24
Abr
07

Extraño Saló (My big fat chinese wedding)

Hace ya muchos años que visito el Saló del còmic de Barcelona y siempre lo hago con una mezcla de ilusión y de sentido del deber. Mucho ha cambiado desde la primera vez que fui con un litro de cerveza caliente en el estómago como único desayuno y con menos cuartos que Carpanta, pero siempre con ganas.

Este año ha sido realmente un esfuerzo el ir ya que económicamente me encuentro bajo mínimos (me piden 5000 euros para arreglar el coche) y la lista de autores, aunque buena, no me atraía como otras veces, exceptuando a Howard Chaykin (me llevé mi Black Kiss por si acaso).

Aún así no me podía excusar de mi visita anual y me dispuse a encontrar unas víctimas propiciatorias que me acompañasen pues mi media patata este año no podía acompañarme tras años de fidelidad. Como era de esperar, en la negociación tuve las de perder y, por primera vez en mi vida no abrí el Salón. No conforme con eso, el destino me castigó retrasando todos los medios de transporte que intenté tomar. Mi angustia crecía mientras esperaba al bueno de Jaume y a mi hermana que en un ejercicio de exaltación patriótica confundió la Plaza Catalunya con la Palza España. En fins!

Una vez dentro me sorprendió la marabunta de personas y derivados que sobresaturaban el recinto y propuse repetidamente que se prohibiera el manga en el Salò (soy egoísta, lo sé).

Tal y como esperaba, el hecho de no estar soportando interminables colas y de no ir pendiente de una lista inacabable de comics por comprar, me permitió no sólo disfrutar mi estancia como hacía años que no lograba ( a pesar de la multitud), sino de ver a los amigos que anualmente visitan la feria y que, a pesar de ser vecinos, sólo veo en Barcelona. Por desgracia, por segundo año consecutivo tras mi visita tenía pendiente una despedida de soltero y debí alzar el vuelo apresuradamente no pudiendo asistir a la quedada bloguera muy a mi pesar.

Las estrecheces que estoy sufriendo me limitaron a sólo cuatro compras pero que me saciaron enormemente:

GREEN LANTERN / GREEN ARROW de Dennis O’Neil y Neal Adams: por fin le echo el guante a este clásico ahora sólo me falta disponer de un par de días para darle matarile. Y qué potito queda en la estantería!. Me queda un sabor agridulce del hecho que el resto de volúmenes absolute publicados contengan material que ya poseo hace muchos años: me alegra ahorrar esa pasta pero me gustaría poder lucirlos.

NEXTWAVE de Warren Ellis y Stuart Immonem. Me gusta Ellis, obsesivamente, devoro sus obras tanto en las majors (aunque Transmetropolitan se me atragantó un poco por culpa de la cadencia de Norma) como editoriales más pequeñas como Avatar donde se suelta el pelo y escribe las bizarreces más sádicas. Nextwave está muy bien para tratarse de un cómic Marvel pero he visto a Ellis más suelto en otras de sus obras. Immonem con su nuevo estilo sigue enamorando.

CABALLERO LUNA de Charlie Huston y David Finch. Me picaba la curiosidad esta obra por la buena publicidad de la que ha estado gozando los últimos meses y, aunque espanta que Huston sea novelista y no provenga del mundo cómic, hay que reconocer que no están dando mal resultado los autores importados de otros medios como J. M. Straczinsky, Brad Meltzer o Reginald Hudlin. A pesar de las numerosas simetrías con Batman, el autor se desmarca abiertamente de él y hace hincapié en otros aspectos del personaje configurando una relato de caída y renancimiento con un toque de terror.

DEL TEBEO AL MANGA. UNA HISTORIA DE LOS COMICS de Antoni Guiral. Como comenté recientemente este es el tipo de libro que leo ahora y a este le tenía muchas ganas desde que el bueno de Jaume me presentó a Toni y pude disfrutar de una de sus suculentas conferencias.

A toro pasado guardo buen recuerdo de la experiencia, pero si hay algo que sobresale fué la comida. Precisamente la parte más programada del día casi fué la que peor salió (¿o la más divertida?. Nos dimos una soberana pateada hasta un pequeño restaurante (“con encanto”) que habíamos descubierto el año anterior.

Aunque nos vanagloriábamos de recordar el camino, tuvimos que desviarnos un par de veces de nuestra ruta para dar con él. En el proceso conocí otros lugares con encanto de la ciudad como el Locutorio Boca Chica y el Bar Tolo. Al final, cual comunidad del anillo, llegamos a nuestro destino sólo para descubrir que estaba cerrado (cambios de horario, nada grave).

Decidimos volver sobre nuestros pasos para probar suerte y al final se nos presentó una diatriba: o un mesón o un chino contiguo. Finalmente la gilicracia se impuso y decidimos a arriesgarnos con el restaurante chino Jardín Rosa. La suerte (mala) estaba echada.

 

Al entrar nos consoló no encontrar cadáveres en las mesas. Se trataba de un local antiguo y eso se notaba, pero cuando el hambre aprieta… además, estaba bastante lleno gracias a los asistentes al salón lo cual hacía más difícil que nos descuartizasen y embutiesen en unos rollitos de primavera.

Nos pusimos en la barra aguardando nuestro turno cual chacales hambrientos mientras veíamos correr a las camareras que tras años en el país habían aprendido dos palabras: “si” y “espera”. tras los primeros quince minutos nos dimos cuenta de que, aunque corrían mucho, lograban poco. Quien más y quien menos esperaba algo desde tiempos antediluvianos a juzgar por sus caras de rabia. Minutos después una mesa que había en la entrada con cerca de veinte comensales se levantó y se fué. Respiré aliviado pensando que ya teníamos sitio, pero el destino me deparaba algo más cruel: se habían largado hartos de esperar a que les atendieran. Entonces empezó el acojone.

Al poco nos llamaron: teníamos mesa, no había vuelta atrás.

Amenizamos la laaarga espera con sano cachondeo tras darnos cuenta de que se trataba de dos camareras haciendo el trabajo de diez e intentábamos danticipar sus próximos errores (sí, soy así de cabrón y con hambre más). Todo el mundo tuvo su primer plato, y los cubiertos pocos minutos después. Antes de acabarlo mi amigo y yo ya teníamos el segundo esperando y el tercero llegó poco después. Al acabar los dos seguimos el cachondeo esta vez dirigido hacia nuestros compañeros que esperaban sus segundos platos impacientes sólo interrumpidos por alguna cagada de la camareras. Como, por ejemplo, cuando una vertió un plato de comida bien caliente sobre la espalda de una clienta que profirió un grito de ultratumba.

 

 

Ternera con cebolla

Esperando las empanadillas

Largos minutos después, tras llegar los platos restantes y observar divertidos como numerosos incautos habían caído en la misma trampa que nosotros, al fin supimos el motivo de tal pandemonium.

De repente empezaron a llegar innumerables chinos trajeados que al ver el percal se remangaron y se pusieron manos a la obra mientras otros tantos observaban con devoción a una china vestida de novia. No hace falta decir que se desvivieron para servir… a su familia! mientras el resto del local seguía poco mejor, apenas entretenidos con el espectáculo que les estaban regalando. Yo incluso traté de hacer unas fotos con mi bat-mierda-movil que sólo sirvieron para que la familia me mirara con cara de yakuzas.

 Para que no os hagais una idea.

Con la tontería nos acercábamos a las 4 de la tarde y las ganas de volver a casa eran inmensas. corrimos a la barra y pagamos. Tras salir y hacer el cigarrillo de rigor (las hijaputas me pusieron en la zona de no fumadores) nos dimos cuenta de que no habíamos tomado el postre y el café incluidos en el menú… y respiramos aliviados.

Finalizamos las compras y volvimos a casa.

El resto es historia.

La despedida de soltero bien, gracias.

Mañana más pero no PEOR porque es imposible.


5 Responses to “Extraño Saló (My big fat chinese wedding)”


  1. 24 abril, 2007 a las 10:20 pm

    Bien, bien… Sucia crónica de un buen día. Dado su entrañable careto, es curioso que le tenga ud. esa aversión al manga, pero es que si no estan ellos, no llenan el Saló ni a tiros… Una vez más, prostitución al poder!

  2. 2 Xabaras
    25 abril, 2007 a las 5:12 am

    Una vez más debo darle la razón, Wos. Pero entre llenar y embutir hay una sudorosa diferencia.

  3. 25 abril, 2007 a las 6:22 pm

    Realmente buen relato, lamento no haberme podido quedar con ustedes para disfrutar de un Sábado en el Saló, pero con la avalancha de gente, me acojoné!

    Espero verte pronto, pues tienes que devolverme un juego de la ps2, jejeje te costarà una birra😛

    El proximo año, tu tienes que ser funcionario y llebarte la clase al salo!

    Un abrazo!

  4. 4 Ranakin
    4 mayo, 2007 a las 11:57 pm

    Amigo Xabaras:
    Muy buenas las -veladas- referencias a los platos que escogí en esa entrañable experiencia…y ojalá que la última imagen de su post se refiriera al postre del menú, porque entonces me veo cogiendo el primer tren de nuevo hacia tan respetable establecimiento.
    Creo que el año que viene probaremos la pizzería, ¿no? En cualquier caso ganamos nosotros a) buen servivio y buena comida o b) material de primera para un post.
    El año que viene lo sabremos. Saludos

  5. 5 Xabaras
    6 mayo, 2007 a las 6:09 pm

    En realidad la última foto me recuerda a la ternera con cebolla que comiste. El año que viene prefiero no comer que volver a disfrutar del folklore yakuza, mi almorrana no lo resistiría.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


since 2003
since 2003
"What makes a man? Is it the woman in his arms? Just 'cause she has big titties? Or is it the way he fights every day? ....No, it's probably the titties." NOW YOU'RE A MAN [I. B. Emerson]
abril 2007
L M X J V S D
« Mar   May »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
OBECEDE A ASH
since 2003
La paja más corta
since 2003
since 2003
since 2003
since 2003
since 2003

Ya hemos hecho felices a...

  • 40,442 incautos.

RSS RSS feed

  • Lo nuevo de Metallica: The day that never comes (+ Cyanide) 22 agosto, 2008
    Born to push you around You better just stay down You pull away He hits the flesh You hit the ground Mouths so full of lies Tend to black your eyes Just keep them closed Keep praying Just keep waiting Waiting for the one The day that never comes When you stand up and feel […]
    Xabaras

A %d blogueros les gusta esto: